El plátano es una fruta que consumimos principalmente en crudo y nos aporta grandes beneficios para la salud. Tiene su origen en el sudeste asiático y llegó a las Islas Canarias en el siglo XV, donde la platanera encontró un clima ideal, y desde allí dio el salto a Sudamérica.

La platanera es una planta herbácea de la familia de las musáceas de tallo subterráneo y unas hojas grandes y atractivas, que son el bulbo, del que en forma de racimos florecen sus frutos: los plátanos.

Se recolectan durante todo el año, incluso hasta tres cosechas en un mismo año. El plátano se recoge antes de madurar y continúa madurando en cámaras especiales durante su trasporte, sobre todo si es para exportarlo. Una vez los tenemos en casa, en un estado óptimo de maduración, lo mejor es conservarlos a temperatura ambiente. Es decir, no hay que meterlos al frigorífico, ya que se estropean antes.

Diferencias entre el plátano de Canarias y la banana

Ambos vienen de la misma familia, las musáceas, pero se diferencian en:

Morfología: El plátano de Canarias es más pequeño en longitud y grosor, su cáscara presenta un moteado oscuro. Su pulpa es más amarilla que la banana.

Origen: La banana procede de Latinoamérica y África; el plátano macho (más grande y verde) viene de Ecuador, además no se consume crudo; y el plátano se cultiva en las islas Canarias.

Propiedades organolépticas: El plátano es más jugoso, más sabroso, con más aroma y más dulce.

Composición

Según el estudio “Características diferenciales entre el plátano de Canarias y la banana de distintas procedencias“, el plátano tiene menor cantidad de hidratos de carbono que la banana, entre ellos menos almidones y más azúcares (fructosa, glucosa, sacarosa), de ahí que sea más dulce.

El plátano tiene más proteínas que la banana y mayor cantidad de vitamina A, B2, B6 y C.

En cuanto a los minerales, el fruto canario es más rico en potasio (497,8 gr./100 gr. frente a 434,5 gr./100gr.) y fósforo (59.1 / 38,6 gr.); la banana, a su vez, contiene más calcio (12.9 gr. / 7,8 gr.) y magnesio (41,9 gr. / 38,3 gr.).

Además, el plátano tiene un contenido ligeramente superior de fibra -sobre todo pectina-, que aporta sensación de saciedad.