La gastronomía japonesa está cada vez más extendida, una moda que tiene su razón de ser en lo saludable de sus platos, algo que nadie puede discutir. La comida japonesa no solo es exquisita, sino que ofrece numerosos beneficios para la salud: es baja en grasas, poco calórica y muy rica en vegetales y pescados. A las pruebas nos remitimos, en Japón la esperanza de vida es mucho más alta que en cualquier país europeo, y la alimentación tiene mucho que ver en ello.

La gastronomía japonesa, además, ofrece una amplia variedad de platos, como las sopas y los consomés, los pescados crudos, las tempuras de verduras y marisco o incluso platos de carne como el tataki de ternera. Pero es el sushi el más conocido y, quizá, el que mejor la representa. Sin embargo, suele haber mucha confusión entre los occidentales a la hora de consumirlo, o más bien a la hora de pedirlo. Nigiri, hosomaki, temaki… hay muchas denominaciones diferentes.

El término “sushi” proviene de dos palabras japonesas: “su”, que significa vinagre y “meshi” que significa arroz, por tanto, “sushi” se refiere a cualquier combinación de arroz (avinagrado al estilo japonés) con otros alimentos, generalmente pescados, mariscos y verduras.

“Sushi” es en definitiva una palabra genérica que engloba esta comida en miniatura, pero según la forma que adquiera y la manera en la que se ha elaborado, tendrá una u otra denominación. Conozcamos la diferencia entre unos y otros.

Maki sushi

Es la tipología más común. Se trata de los rollitos de alga nori rellenos de pescado o verdura. Si este maki es grande y tiene diferentes ingredientes dentro, se llamará futomaki. Si es delgado y con un solo ingrediente se llamará hosomaki.

Uramaki

En este caso, la pieza de sushi está preparada al revés, es decir, con el alga por dentro y el arroz por la parte exterior. De ahí su nombre puesto que “ura” significa al revés en japonés. Suele estar recubierto por una capa de huevas o semillas de sésamo.

Nigiri

Al contrario que los makis o uramakis, los nigiris no se presentan enrollados en alga. Son bloques de arroz con una lámina de pescado encima.

Temaki

Así es como se designan a los rollos cónicos, similares al resto de makis, pero que cada cual puede preparase en la mesa, a modo de fajita.

Gunkan

Son una variedad de nigiri, aunque similares de aspecto a los makis. Sobre el arroz se colocan las huevas o el pescado y posteriormente se rodean por el alga.

Sashimi

El sashimi es el pescado crudo fileteado, con un corte especial. En este caso, no se presenta con arroz, por eso en realidad no es un tipo de sushi, aunque suele aparecer combinado con los habituales rollos en diferentes presentaciones. De ahí que se le considere otra variedad más de sushi.

Ahora sí, con la terminología bien aprendida, coge los palillos y deja que tu paladar saboree estas delicias japonesas.