Aunque su recolección y consumo suelen concentrarse en los meses más fríos –en especial durante el mes de diciembre debido a su asociación con las Navidades-, todavía estamos en temporada de almejas, así que es un buen momento para disfrutar de esta espectacular materia prima procedente del mar.

Como ya comentamos no hace mucho, el marisco una buena opción para complementar nuestra dieta gracias a su concentración de nutrientes y bajo nivel de grasa, así que es un error -y una auténtica pena para nuestras papilas gustativas- que sólo aparezca en nuestras mesas en fechas señaladas.

La almeja fina (Ruditapes decussatus) es uno de los mejores productos del mar que podemos encontrar. Es la variedad más apreciada por su excelente sabor y textura, ya que se pueden disfrutar al natural o cocinadas. Además, este tipo de almeja aguanta más tiempo viva fuera del agua que cualquier otra variedad, una cualidad muy valorada en los mercados.

En BM Supermercados trabajamos junto a distintos productores locales para llevar a nuestras pescaderías una almeja de recolección natural, fresca y de la mejor calidad. Las almejas se capturan de manera artesanal (a pie de mar con rastrillo y azada) y van directamente de las manos del mariscador a la lonja del productor y de ahí a nuestros supermercados.

¡Ostras, eso sí son almejas!

El tamaño mínimo de la almeja fina es de 2,5 a los cm. y pueden alcanzar hasta 6-7 cm. Cada kilo contiene unas 40 piezas de tamaño mediano, mientras que si son de gran tamaño suelen contener alrededor de 25 piezas por kilo.

Las almejas son un alimento muy nutritivo y sin apenas calorías. Tiene uno de los niveles más bajos de grasa de todos los mariscos: menos de un 2% de su composición, y solo aportan unas 50 kcal. por cada 100 g., lo que las convierten en un alimento ideal para dietas bajas en calorías o en dietas de adelgazamiento.

Aportan gran cantidad de proteínas de alto valor biológico, minerales como calcio, potasio, yodo, magnesio, sodio, zinc, selenio o hierro (una ración de 100 g. aporta aproximadamente la cantidad diaria de hierro recomendada). En cuanto a las vitaminas, destaca las del grupo A (retinol), B (niacina) y ácido fólico.

También destacan por su bajo aporte en colesterol, lo que las coloca como poderosos aliados para la cuidar la salud cardiovascular. No obstante, como la mayoría de mariscos no son aconsejables para quienes tienen niveles altos de ácido úrico en sangre.

Cómo cocinar almejas

Habitualmente las usamos para recetas tradicionales, como almejas a la marinera o directamente a la sartén (con un poco de ajo picado una guindilla y aceite de oliva virgen extra); o también las incluimos como un acompañamiento de lujo de platos de pescados, como la merluza con almejas; de legumbres: fabes con almejas; o de verduras: alcachofas con almejas.

Al ser moluscos que se encuentran enterrados en el lecho marino, antes de prepararlas hay que saber limpiar bien las almejas para disfrutar de todo su sabor. Una vez hecho esto, ¡sólo queda disfrutarlas!

En BM Supermercados encontrarás el mejor marisco y unas almejas de calidad superior.