Si hay una fruta que se ha ganado a pulso estar en el podio de los alimentos saludables, sin duda esa es la manzana: natural, fresca, nutritiva y deliciosa; la manzana tiene un motón de variedades (¡más de 5.000!, aunque solo se comercializan un centenar de ellas) que se adaptan a todo tipo de paladares.

Más allá de su simbología –ha sido la perdición de Adan y Eva; el fruto de la discordia en la mitología griega; la inspiración para la ley de la gravitación universal; e incluso un logotipo de alta tecnología- lo cierto es que, a día de hoy, la manzana sigue siendo la fruta por excelencia.

Es más, podemos decir que este fruto pomáceo es uno de los más conocidos del mundo (¿o no es el primero que te viene a la mente cuando alguien te pregunta por una fruta?) y también de los que más se producen y consumen. De hecho, es uno de los árboles frutales más extendidos a nivel mundial y se comercian alrededor de 90 millones de toneladas de manzanas a año.

Además, sus posibilidades en la cocina son casi infinitas, ya sea como ingrediente principal o acompañamiento. Por no hablar de sus propiedades… Si el refranero popular incluye la expresión estar “sano como una manzana”, ¡por algo será!

Hay una manzana para ti: ¡encuentra la tuya!

Grandes, pequeñas, rojas, verdes, pardas, dulces, ácidas… en BM Supermercados disponemos de 19 tipos de manzanas diferentes, así que no tienes excusa para encontrar la que más te gusté: Kanzi, Reineta, Pink Lady, Royal Gala, Chanteclerc, Ariane, Reineta parda, Reineta verde, Russetting, Golden 80, Roja, Fuji Selecta, Granny Smith Selecta, Golden Supra, Golden ecológica, Gala, Golden y Royal Gala de caserío.

BM - Eligecuidarte - Déjate seducir por un universo de manzanas

Las que se encuentran bajo nuestro sello Selecta son las mejores; un producto local, fresco y de temporada, que se eligen atendiendo a los más altos estándares de calidad y, especialmente, por su grado de excelencia y punto óptimo de consumo.

Estas son algunas de las variedades más populares:

Golden (noviembre a marzo): Destacada por ser jugosa, aromática y ligeramente ácida. Su color va del amarillo verdoso al amarillo dorado -aunque si procede de zonas montañosas tiene un lado con un toque rojizo-. Se puede consumir en crudo, cocida o al horno; y son perfectas para postres (¡pruébala en una irresistible tarta de manzana!), macedonias, cócteles y compotas.

Royal Gala Selecta (agosto a diciembre): Es aromática, jugosa y crujiente. Su color es de tono amarillo verdoso con grietas rojizas. Se puede comer cruda o al horno (¿Te apetece un rico bizcocho de Royal Gala al yogurt?). Como curiosidad: ¿Sabías que recibe su nombre en honor a la reina Isabel II? Tras un viaje a Nueva Zelanda (esta variedad surgió en Nueva Zelanda en 1939), la probó y fue de su agrado, por lo que se la dio este nombre tan ‘real’.

Reineta (septiembre a enero): Tiene un intenso sabor agridulce y su piel es verdosa o amarilla con motas. Se puede comer al natural aunque se les saca más partido asándolas enteras (truco: prueba a añadir una pizca de canela… ¡te quedarán irresistibles!). Un dato a tener en cuenta: tienen una larga longevidad una vez recogida y, con el paso del tiempo, su piel se arruga y su sabor tiende a concentrarse e intensificarse.

Roja (septiembre a enero): Tienen más azúcar que las manzanas verdes pero aportan menos calorías. Su sabor es muy dulce y destacan por su jugosidad. Su color, dependiendo de la variedad (Early Red One, Red Delicious, Red Chief…), va de rojo oscuro a más intenso o brillante. Como la mayoría, se puede comer al natural, pero también se puede incorporar a postres, compotas o ensaladas.