La piña es una fruta tropical que suele estar presente en dietas detox para depurar el organismo. Esto se debe a su fuerte acción diurética, que nos ayuda a eliminar toxinas y a luchar contra la retención de líquidos. Su efecto diurético es una de las propiedades más destacadas pero no la única. Aquí van unas cuantas propiedades de la piña:

Facilita la digestión

Otro de los grandes beneficios que nos aporta tiene que ver con la bromelina, una enzima proteolítica que facilita la digestión de las proteínas y la absorción de los aminoácidos. La bromelina se pierde con el calor por eso es recomendable consumir preferiblemente la piña cruda.

El efecto que tiene la bromelina hace que sea una fruta muy digestiva, aliviando la hinchazón abdominal y las digestiones pesadas. De ahí que sea el postre perfecto para aquellas personas con problemas digestivos.

Ideal para perder peso

Es una fruta con un bajo aporte calórico, lo cual sumado a ese efecto diurético del que hablábamos y a la cantidad de fibra que posee, lo convierte en un alimento ideal para perder peso.

Antiinflamatorio y antitrombótico

Ejerce como protector cardio vascular por su poder antiinflamatorio y antitrombótico, ya que impide que las plaquetas se agreguen y formen trombos que se pueden adherir a las paredes vasculares.

Alto en magnesio

Es una de las frutas más rica en manganeso, que es un oligoelemento que interviene en la formación de células reproductoras, tanto femeninas (óvulos), como masculinas (espermatozoides). Por tanto, puede aconsejarse en casos de esterilidad ir induficiente formación de células germinales

Prevenir el cáncer

Además de ser buena para el aparato digestivo, según varios estudios, la bromelina es capaz de inhibir la proliferación de células tumorales y metastásicas. Así mismo, inhibe la producción de nitrosaminas, una de las causas de la génesis del cáncer de estómago. Esto no significa que la piña vaya a resultar curativo de ninguna enfermedad, pero siguiendo el tratamiento convencional, incluir una rodaja de piña diariamente puede resultar muy positivo para pacientes con cáncer.

Composición nutricional de la piña fresca

  • Aporte calórico: 50 kcal
  • Agua: 87%
  • Hidratos de carbono: 10%
  • Proteínas: 0,4%
  • Grasa: 0
  • Colesterol: 0
  • Fibra: 1,5 g, soluble y sobre todo insoluble
  • Vitaminas: Vitamina C (15 mg), ácido fólico (10µgrs) y B3 (0,4 mg)
  • Minerales: Potasio (175 mg), magnesio (16 mgr), manganeso (1,6 mgr)

En BM Supermercados contamos con la piña Selecta, que quiere decir que se encuentra en su momento óptimo de consumo y en el mejor lugar de origen.