Las patatas fritas son uno de los acompañamientos más habituales en nuestros platos, y lo cierto es que están muy buenas, pero su alto contenido en grasas y carbohidratos no las convierten en el acompañamiento ideal para incluir en nuestra dieta habitual.

Te proponemos algunas alternativas más sanas, fáciles y rápidas que freír las patatas para acompañar tus platos:

Patata al microondas con aceite y especias: mete una patata entera con piel al micro unos 5 minutos (¡pínchala para que no estalle!) y sírvela acompañando tu plato con un chorro de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y pimentón, albahaca, tomillo, perejil, romero u otra especia al gusto.

Patatas panadera al horno: córtalas al estilo panadera y pintarlas con aceite antes de meterlas al horno y conseguir que se doren por ambos lados dándoles la vuelta.

Pasteles de patata: raya la patata en pequeñas montañas en la fuente del horno, añade un poco de aceite y sal, y espera a que se doren.

Puré de patata con coliflor: cuece 3 o 4 patatas y una coliflor. Pela las patatas y pásalas por un pasapuré. Añade un chorrito de aceite, sal y la coliflor (en lugar de usar mantequillas o leche), lo que dará un toque cremoso, y mézclalo bien. También puedes incorporar especias como estragón, cebollino, ajo, romero

Si ninguna de estas opciones te convence y a ti lo que te gusta son las patatas fritas, te vendrá bien tener en cuenta que también a la hora de freír hay técnicas y trucos para hacerlas más saludables:

Intenta que sean patatas fritas caseras.

Utiliza patatas para freír y aceite de oliva virgen extra.

No abuses de la sal.

Utiliza freidoras especiales. Algunos modelos están preparados para cocinar con sólo una cucharada de aceite, ya que funcionan con un ciclo de aire caliente.

No las dores en exceso. Así se evitar la acrilamida (una sustancia potencialmente peligrosa que aparece en alimentos ricos en almidón al calentarlos a altas temperaturas) lo mejor es que no dores demasiado tus patatas.

Hiérvelas antes. Un truco para conseguir que las patatas fritas absorban menos aceite es hervirlas previamente. Córtalas en tiras y hiérvelas durante 10 minutos para ablandarlas (¡no te olvides de escurrir bien el agua antes de freír!).

No cortes las patatas demasiado finas, ya que absorben más aceite

Utiliza un papel absorbente para que reposen y eliminen el exceso de grasa.

Para una dieta más saludable, también es recomendable que intentes consumir las patatas fritas acompañadas con vegetales o proteínas, pero no con otras féculas o harinas como bocadillos, pasta, etc. Una buena opción:

Zanahoria rayada, champis en láminas a la plancha y salsa de tomate casera. Para hacer el tomate natural, pon en un cazo un poco de aceite de oliva y media cebolla picada. Espera a que dore y añade tomate maduro sin piel y un poco de sal. Deja que se reduzca y bátelo bien.

Por supuesto, en BM Supermercados también encontrarás bolsas especiales de patatas para freír.