Aprovechando la temporada micológica cocinamos hongos en dos texturas, acompañados de una crema de coliflor y de piñones. Una receta con productos de temporada.

Ingredientes

750 gr. de hongos

100 gr. de piñones

2 ajos

1 cebolla

1 coliflor

1 cebollino

Perejil

Parmesano

Mantequilla unas dos bolitas

½ vaso de leche

1 huevo

Aceite de oliva

Pimienta negra

Sal

Escamas de sal

Preparación

Limpiamos bien los hongos y cortamos los pies en dados. Picamos la cebolla, agregamos un chorro de aceite de oliva a una sartén y la rehogamos junto con los hongos.

Salteamos los piñones en otra sartén y los incorporamos a los hongos. A su vez, picamos el perejil y lo añadimos también, reservándolo de momento.

Pelamos la coliflor y la hervimos en una cazuela con sal y ajo. Una vez hecha, la escurrimos y añadimos el cebollino picado, un par de bolitas de mantequilla, el parmesano rallado y la leche. Batimos con una varilla hasta conseguir un puré y salpimentamos.

Pasamos a cortar en láminas los sombreros de los hongos -de un centímetro aproximadamente- y los marcamos a la plancha.

Sugerencia para emplatar: colocamos en un lado del plato la crema de coliflor y encima los sombreros de los hongos. Y en el otro lado añadimos el sofrito de tallos y piñones con una yema de huevo que servimos cruda en el centro y que se cuajará con el calor del sofrito. Finalizamos añadiendo las escamas de sal sobre el conjunto.