Te proponemos un plato de pollo que podrás comer tanto en frío como en caliente. Ideal para comer fuera de casa.

Ingredientes

(Para 1 persona)

1 pechuga de Pollo

30 gr Vino blanco

1 rama de Tomillo seco

40 gr Parmesano

1 Pimiento rojo

1 Pimiento verde

1 Pimiento amarillo

1 chorrito de Aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto

Preparación

Ponemos una sartén a fuego medio. Salpimentamos al gusto la pechuga y añadimos unas briznas de tomillo. Colocamos las pechugas en la sartén, tapamos y marcamos la pechuga por ambos lados. Agregamos el vino blanco y lo dejamos hasta que se evapore. Retiramos la pechuga y la dejamos enfriar. En esa misma sartén salteamos los pimientos, cortados en tiras, a fuego fuerte. Una vez hechos los colocamos en la base del tupper, fileteamos la pechuga y la colocamos sobre los pimientos. Añadimos el queso rallado por encima. Esta receta se puede comer tanto fría como caliente.