Un plato reconstituyente como pocos, muy nutritivo y además fácil de preparar ¿qué más se puede pedir? La sopa de ajo es perfecta para evitar –o superar lo antes posible- gripes y catarros, y es un plato ideal para calentarse en días fríos.

Ingredientes

(Para 4 personas)

5 dientes de ajo.

4 huevos.

30 ml. de aceite de oliva suave.

40 g. de jamón ibérico en lonchas.

5 g. de pimentón picante.

100 g. de pan duro.

1 litro de caldo de pollo.

Preparación

Pelamos el ajo y lo fileteamos. Picamos el jamón (reservamos la mitad para emplatar). Doramos el ajo y reservamos la mitad.

En un cazo añadimos el pan, el jamón, el pimentón y rehogamos. Agregamos el caldo y dejamos hervir 40 minutos. Mientras tanto, separamos las claras de los huevos y añadimos posteriormente.

Emplatamos con una yema de huevo (por ración), unos trozos de pan, jamón, ajo y pimentón. Incorporamos la sopa por encima.