Seguro que llevas unos días haciendo pruebas en la cocina para que el Día de Reyes te salga un Roscón de Reyes perfecto. Nosotros te vamos a ayudar a conseguir tu objetivo con unos trucos y consejos para que tu Roscón de Reyes sea la envidia de tu comunidad de vecinos.

El Roscón de Reyes es un postre que requiere mucha paciencia y mimo por lo que, en primer lugar, te recomendamos mantener la calma y ser positivo. El Roscón de Reyes requiere un entrenamiento previo por lo que, generalmente, el primero no suele salir perfecto. No ceses en el empeño ¡que seguro que los próximos salen impecables!

Cocina con temperatura agradable

Es muy importante que en la cocina no haya una temperatura baja, que no haga frío. Lo ideal es cocinar con una temperatura agradable, templada ya que esto es muy importante durante el tiempo de reposo de la masa. Si hace frío, la masa tardará en subir. Un truco que suele funcionar es calentar el horno de la cocina a unos 40-50⁰C y, cuando se temple, meter la masa a reposar para acelerar el proceso de fermentación.

Ingredientes de calidad ¡y en temperatura ambiente!

Parece obvio pero unos ingredientes de calidad te ayudarán en la elaboración de tu Roscón de Reyes. Y lo más importante: recuerda que todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.

Harina de fuerza y levadura de panadero

La harina de fuerza es un ingrediente muy utilizado en recetas de repostería y panadería y se usa principalmente para conseguir migas más tiernas y esponjosas. Así que la harina de fuerza es indispensable para que tu Roscón de Reyes sea tierno y esponjoso, no valen harinas tradicionales para cocinar. Tampoco vale cualquier levadura, para elaborar este postre se debe usar levadura seca también llamada de panadero.

Respetar los tiempos de preparación y reposo

Es muy importante seguir meticulosamente todos los pasos de la receta del Roscón de Reyes. Los tiempos de preparación y, sobre todo, de reposo son esenciales para lograr una elaboración perfecta. Estate muy atento al reloj.

¿Cómo hago el agujero central?

Lo habitual es utilizar un molde especial para repostería con el fin de evitar que el agujero central se cierre pero también puedes usar un vaso o una bola de papel de aluminio, siempre untado en aceite para que no se pegue. Puedes utilizar cualquier cosa que se te ocurra pero recuerda que tiene que ser resistente al horno y a sus altas temperaturas.

¿Cuándo introducir la sorpresa?

Después de darle forma al Roscón de Reyes y antes de que fermente y lo vayamos a introducir en el horno. Éste el momento de incluir una haba, figura o lo que se te ocurra siempre envuelto en papel film.

Esperamos que con estos trucos y consejos consigas elaborar un rico Roscón de Reyes.